Categorías
Blog Herramientas Información Web

RESTful API

Se conoce como API (del inglés: “Application Programming Interface”), o Interfaz de programación de Aplicaciones al conjunto de rutinas, funciones y procedimientos (métodos) que permite utilizar recursos de un software por otro, sirviendo como una capa de abstracción o intermediario. – Wikipedia

Imagen explicativa de una RESTful API.
Fuente: e-learningcenter.com

Podemos decir que, gracias a las API, podemos relacionar distintos tipos de tecnología. Esto se debe a que se comparten datos en un formato genérico que cualquier tecnología podría interpretar.

Consultas y Respuestas.

Si aún no os habéis dado cuenta, las páginas web funcionan esencialmente por Consultas y Respuestas. ¿Esto qué quiere decir? Pongamos un ejemplo.

Si un usuario quiere registrarse en este blog, realizará una petición para que el servidor le entregue la página de registro. Una vez que se la han entregado, el usuario rellenará los datos. Cuando pulse en enviar, el servidor leerá las respuestas.

Para saber cómo se leen los datos en el servidor, o cómo enviarlos, existen una serie de elementos de envío, como POST, GET o PUT.

Utilización de la RESTful API.

A su vez, para comprobar que los datos se han recibido correctamente, o han fallado, o te has comunicado de una forma incorrecta con el servidor, se han creado una serie de errores, como el famoso 404 o error Page Not Found.

Así pues, una RESTful API deberá manejar estas comunicaciones y estos errores, de forma que cuando alguien maneje la API sepa si todo ha ido correctamente, o si los datos se han pasado como debían hacerlo.

Todos estos datos se devuelven al servidor, o se envían a este en forma de Datos Estructurados. Algunos ejemplos pueden ser XML o JSON, del cual ya hemos hablado en el blog.

Ejemplo en una empresa.

Un ejemplo podría ser Emancipia. La aplicación que estoy desarrollando para ellos usa esta tecnología. De esta forma, trabajamos con el servidor para extraer y guardar datos en la base de datos. La programación en lado cliente interpretará esos datos, y se los mostrará a los clientes. Así, estos podrán interactuar con ellos. Además, si el día de mañana necesitamos hacer una aplicación de escritorio, o una app móvil, les resultará relativamente fácil implementarla. Esto se debe a que la extracción e inserción de datos ya estará creada en nuestro servicio RESTful.

Imagen de ejemplo de una API de Twitter.
Imagen de TweetDeck App, que usa la API de Twitter. Fuente: idownloadblog.com

Obviamente, no somos los primeros que implementamos una API en su empresa para poder trabajar mejor con sus aplicaciones. De hecho, hay empresas muy conocidas que no solo tienen una API para trabajo interno, sino que encima tienen funcionalidades abiertas para que desarrolladores ajenos a la compañía también puedan usar sus datos y enviar nuevos. Algunos ejemplos de estos casos son Facebook, Twitter, Google, Spotify, Amazon y Steam.

Si una empresa tiene este servicio disponible, lo normal es que sea fácilmente localizable. Con tan solo buscar el nombre de la empresa seguido de API debería aparecer.

Si estás empezando a programar y crees que esto debe de ser para programadores de nivel avanzado estás muy equivocado. Las APIs suelen venir perfectamente documentadas, lo cual es muy cómodo. Al final, extraer los datos que quieres de ellas es tan fácil como leer un archivo de tipo JSON o XML.

Por JGarciaz

Developer, Student, MSP, Tuenti Master

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.